Aceitunas Manzanilla: lo que hay que saber

Si has estado en España y has estado de tapas seguramente recordarás unas pequeñas aceitunas verdes con un sabor suave y delicado, las famosas aceitunas manzanilla, también conocidas como aceitunas sevillanas. Te explicamos lo que necesitas saber si vas a comprar aceitunas manzanilla.

¿Qué son las aceitunas de Manzanilla?

Es una variedad de aceituna, de nombre Olea europaea pomiformis, con una textura firme y tersa, que una vez cocida y fermentada, adquiere un color amarillo verdoso. Tiene un sabor delicado y suave y una relación carne hueso muy equilibrada, por lo que es una de las aceitunas de mesa más valoradas en todo el mundo. Se cultiva mayoritariamente en Andalucía, concretamente en la cuenta del Río Guadalquivir, en Córdoba y Sevilla.

Aceitunas Manzanilla sabor Anchoa

Las aceitunas manzanilla con sabor anchoa son una de las variedades más vendidas dentro y fuera de España. Son unas aceitunas ideales para tomar como aperitivo, que combinan el suave sabor y la textura firme de la aceituna manzanilla con el potente sabor salado y umami de la anchoa. Se pueden encontrar con hueso o sin hueso.

¿Qué beneficios para la salud tienen las aceitunas manzanilla?

Las aceitunas manzanilla contienen un alto contenido en minerales como sodio, potasio, hierro y fósforo, siendo un gran antioxidante por su contenido en vitaminas A, B y E. Las aceitunas también previenen enfermedades cardiovasculares por ser fuente de grasas insaturadas, lo que hace que sean un fantástico regulador del colesterol malo en el organismo.