Todo sobre la Caballa en Conserva

La caballa en conserva no tiene el mismo protagonismo en la gastronomía española y portuguesa que el bonito del norte o las sardinas. Sin embargo, es un pescado con muchas posibilidades en la cocina, muy versátil y con grandes propiedades y beneficios para la salud.

¿Qué es la caballa?

La caballa es un pescado azul que pertenece a la familia de los escómbridos, es abundante en el Mediterráneo y en el Océano Atlántico. La carne de la caballa es blanca y muy jugosa, prestándose a una gran cantidad de elaboraciones, ya sea en guisos, con cebolla o en escabeche, pero la forma más común de encontrarla es en conserva.

La producción de caballa en conserva se concentra en el sur de España, concretamente en las costas de Cádiz y Huelva, y en algunas pequeñas conserveras de Portugal.

Beneficios de la caballa en conserva

La caballa es rica en vitamina A, un nutriente imprescindible para el mantenimiento y el desarrollo de los tejidos del cuerpo, sobre todo del sistema óseo y el sistema nervioso. Por eso su consume es tan aconsejable para niños y para personas mayores. La caballa también es rica en vitaminas B, D y E.

Por otra parte la caballa es uno de los pescados azules que contienen mayor cantidad de omega 3. El omega 3 ayuda a reducir el colesterol malo o LDL y los triglicéridos en la sangre, siendo imprescindible para una buena salud cardiovascular.

Por último la caballa también tiene una gran cantidad de minerales, como potasio y fósforo, importantes en el desarrollo de los huesos y los dientes, y también en yodo y hierro, siendo un alimento ideal para personas que suelen padecer anemia y para mujeres embarazadas, ya que el yodo es un mineral esencial para el crecimiento del feto.

Comprar caballa en conserva

En Colono puedes comprar caballa en conserva elaborada de forma 100% natural, solo con aceite de oliva y libre de conservantes y otros químicos.